Tormentas.

Mientras duermes, las ves pasar, sin más.
Cuando despiertas, lees en ellas.

Y empiezan a “aparecer” personas que nunca habían estado en tu vida; personas que empiezan a hablar de tormentas. Cuando sólo llevas un rato con los ojos abiertos, te sorprende; cuando empiezas a comprender, sabes que están ahí, que son parte de la Vida.

Llegan, navegas dentro, y cada vez te ves mejor. Porque sabes que no son frases bonitas para adornar tus redes sociales. Comprendes -a la perfección- que la Vida te las pone para que crezcas, que nunca te revela las reglas -ni a ti ni a nadie-, pero que te las envía porque son imprescindibles.

Porque puede que no “veas” para qué llega la enésima tormenta en el momento en el que aparece. Pero SABES que al salir serás otro, otra. Más fuerte que antes de entrar.

Y sigue sin ser una frase bonita. Lo SABES.
¿Atraviesas tormentas ahora? ¿Te apetece compartirlo?

Búscame …

4 thoughts on “¿Atraviesas tormentas? Yo también”

  1. Cuando navegas, la tormenta siempre puede presentarse, hay momentos y días de relajada calma, todo parece brillante, sientes el gozo nacer de ti.
    Y de a poco algo se siente en el aire, la tormenta también se presenta, te pone a prueba, puedes seguir con tu gozo, con tu Paz, el mar se agita, tus aguas internas lo sienten, ahí tu corazón se balancea.
    ¿A donde te lleva?
    A descubrirte……

    1. Y, con ese “descubrirte”, a ser más fuerte para la siguiente …
      Siempre un reto, cada vez afrontado con más consciencia.

      Gracias por compartir.

  2. Sí, atravieso tormentas continuamente. Una tras otra. En cada una de ellas me vuelvo más desapegada, tal vez más libre. Ya no siento miedo de ”perder” nada. Ese es el resultado actual del cúmulo de mis tormentas. Me gusta mucho tu blog 😉

    1. Esa sensación, o, más bien, sentimiento, es absolutamente brutal, Vanessa. Sentir que no necesitas nada ni a nadie para estar Viva -con mi “V” mayúscula favorita-, para sentirte en Paz. Yo no sé cuántas tormentas me quedan, pero sí tengo muy claro que aquí estoy, dando Gracias. Porque son parte del Camino, el que nos hace fuertes, el que nos da todo lo que necesitamos.

      Gracias a ti por compartir. Bendiciones 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *