Acabo un año en el que he crecido, como nunca, un año que se queda para siempre en mi corazón como un hito en mi camino de Vida. Oyendo hablar sin cesar de ese “dar y recibir”, de que quien da Amor realmente se lo da a sí mismo, antes siquiera de que “el otro” lo reciba.

Y comienza un año cargado de regalos -y de sorpresas, desde el primer minuto- que me dice al oído, en un susurro, que sí, que quien da es bendecido. Porque así, exactamente así, es como me siento.

Escribo ahora mismo con la mente aparcada a un lado, simplemente dejando salir las palabras, con una muy concreta resonando por encima de todas las demás:

GRACIAS

4 thoughts on “Dar. Y recibir. Era cierto.”

  1. Se avecinan muchos cambios, y es asombroso ver como la vida nos sorprende cada día, no ha hecho más que hacerlo desde que ha comenzado este año.
    Enhorabuena por este blog, Arturo, y gracias por iluminar con tus palabras en los momentos oscuros. Te seguiré de cerca. Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *